presentación virtual de Ayalde
Preguntas frecuentesNormativasquien-es-quiencalendarioSecretaríaComedorAutobúsGalerías fotográficasYoutube AyaldeMoodleMoodleGrupo educativo Coastwitter

Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La web puede utilizar servicios de terceros que, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con COAS en web@gecoas.com

MODELO EDUCATIVO

Modelo educativo height=

OFERTA EDUCATIVA

Oferta educativa

INSTRUMENTOS PEDAGÓGICOS

Instrumentos pedagógicos

PROYECTOS

PROYECTOS

INNOVACIÓN PEDAGÓGICA

Innovación pedagógica Coas

Lágrimas por Guadalupe

(Escrito por Asunta Peña)

“Convivencia: acción de convivir (...) concepto vinculado a la coexistencia pacífica y armoniosa de grupos humanos en un mismo espacio”. Que bonito suena. Es cierto que, a simple vista, la acción de convivir no parece muy compleja. Algunos incluso dirían que basta con aguantar al compañero durante un par de noches, tres días en nuestro caso (de jueves a sábado), sin que el deseo de matarlo a bofetadas se convierta en una acción.

 

La ida fue un largo viaje de muchos cambios de asiento, mucha música y poca siesta. Al llegar a la residencia de Los Bancales (nuestro hogar para los próximos días), nos dimos cuenta de la inutilidad de los setenta jerséis y tres anoraks que cada niña había encajado milagrosamente en su maleta. En cuanto a la temperatura en Torreciudad, diría que casi sentí caer estalactitas de mi nariz, pero, por ser de Bilbao, solo diré que hacia “fresco”.

Tuvimos la oportunidad de ir a cantar a una residencia de ancianos en Barbastro -pueblo natal de san Josemaria Escrivá-, lo cual fue muy incómodo -no voy a mentir-. Tengo la sensación de que los pobres aplaudían para que nos calláramos. A pesar de todo, allí aprendí que el espíritu alegre y juvenil, que pensaba que íbamos a aportar nosotras, ya rebosaba por los pasillos del edificio que habían sido decorados por los propios ancianos.

Además, tuvimos el privilegio de asistir a una misa privada en nuestro alojamiento, en la cual, demostré mis extraordinarias dotes de oradora, olvidándome de la frase de seis palabras que se me había encomendado leer. ¡Bravo! He de decir que, para la capacidad de atención y retención que se tiene a nuestra edad, ni un murmullo se escuchó durante las palabras de los sacerdotes, que trataron temas como el Amor y la Eternidad. Cosas simples. Y, si mis palabras no fueran suficientes para demostrar la profundidad de sus ideas, más de una niña será testigo de las conversaciones "existencialistas" que derivaron de las charlas impartidas.

Por la noche fue cuando más se notó el ambiente de convivencia. En la habitación, que mi grupo y yo habíamos tomado y organizado en forma de fuerte, se organizó una terapia grupal que acabó por parecerse a una pequeña "reunión de alcohólicos anónimos". Cada poco, alguien del curso entraba con algo que decir. Por otro lado, el cumple de una compañera fue la excusa perfecta para celebrar y montar un poco de bronca, que -aunque las profesoras digan lo contrario- nunca viene mal. He de mencionar, que también se organizó una gymkana, cuyos detalles y fotos espero queden pronto en el olvido. Lo resumo en la siguiente frase: “Un Vasco hunde el Titanic”.

El sábado por la mañana llegamos al lugar y objetivo del viaje: El santuario de Torreciudad. Uno de mis mejores recuerdos por dos simples razones. La primera, que el santuario y las vistas son impresionantes. La segunda, bastante más profunda, me hace llegar a la conclusión de esta experiencia. Es cierto que no esperaba de este viaje una revelación divina que resolviese mis muchas dudas. Sin embargo, estando en el santuario, sentí un drástico cambio en mi estado de ánimo. Siendo aficionada al arte, no podía dejar de admirar el mosaico que representaba a la virgen de Guadalupe tras el altar, lleno de color y luz. Hasta que en un momento dado, tras un largo rato de meditación, algo llamó mi atención. Vi la expresión de una de mis compañeras mientras rezaba. No sabría explicar con palabras la sensación de paz y alegría que transmitía con su gesto. De pronto, para mi desconcierto, esa sonrisa se convirtió en lágrimas. Me di la vuelta para observar que ella no era la única. La conmoción que inundaba la capilla me dejó impresionada. Eran lágrimas. Lágrimas de felicidad en caras en las que no esperaba encontrarlas. Ese recuerdo no lo cambiaría por nada.

En definitiva, no pretendo cambiar la percepción de nadie sobre las convivencias. Pero sí dejar claro que, sean cuales sean las creencias, dudas u opiniones de cada uno; una experiencia como esta, hace emocionarse y reflexionar a cualquiera -ya sea de un modo espiritual o personal-.

Copyright - Grupo educativo Coas